Red Ball 4

Red Ball 4 1.1

¡Que ruede la bola!

Red Ball 4 ofrece una interesante combinación de plataformas 2D y puzle de física, accesible desde el primer momento. Por desgracia, los puzles se hacen algo complicados para el público más joven, al que cláramente se dirige. Ver descripción completa

PROS

  • Buen sistema de puntos de comprobación
  • Su claridad visual ayuda a solucionar los problemas
  • Interesantes puzles de física

CONTRAS

  • Presentación infantil
  • La física puede resultar más frustrante que divertida

Útil
6

Red Ball 4 ofrece una interesante combinación de plataformas 2D y puzle de física, accesible desde el primer momento. Por desgracia, los puzles se hacen algo complicados para el público más joven, al que cláramente se dirige.

Inesperadamente complejo

En su superficie, Red Ball 4 tiene mucho de los tradicionales juegos de plataformas. Guías a tu héroe de derecha a izquierda por un mundo en 2D, acabando en tu camino con variados enemigos. No se trata de Sonic the Hedgehog, sin embargo, y es que pese a no tener esquinas o pies, el luchador se ve afectado enormemente por los efectos de la gravedad. Así, puedes usar las pendientes de cada nivel para conseguir saltos que serían, de otro modo, imposibles.

El elemento físico no se queda solo en ayudar a las plataformas, sino que es la base de los puzles. Estos van de equilibrio sobre trampolines a tambalearse por balancines. Fallar significa normalmente la muerte de Red Ball, pero un sistema generoso de puntos de paso te asegura no tener que empezar demasiado atrás. Aunque estos rompecabezas son más complicados que divertidos, la acción cambia lo suficiente como para que no te hartes de hacer siempre lo mismo.

Luchando contra las leyes de la física

Si has jugado a algún juego reciente de plataformas horizontal, los controles de Red Ball 4 te serán familiares. Los botones en pantalla controlan el movimiento de la estrella esférica, con comandos para ir a la izquierda derecha o saltar, todos convenientemente colocados bajo tus pulgares.

Si bien los controles responden bien, la física resulta algo lenta. Si quieres cambiar de dirección cuando ya vas deprisa, frenar para detenerte y girar es tremendamente complicado. Aunque se trata de una interpretación realista del movimiento, choca con la presentación alegre del mundo.

Para niños...

Los sprites 2D de Red Ball 4 chocan por su sencillez. Cada elemento de su mundo se dibuja mediante una paleta de colores limitada que le facilita un aspecto de dibujos animados al tiempo que le resta sutileza. Esto se pronuncia más en las primeras pantallas, en las que el verde de la hierba y las hojas prevalecen sobre la bola roja.

Si bien el diseño podría parecer dirigido a un público más joven, un elemento positivo es que mantiene las cosas limpias y claras. No importa el tamaño de tu pantalla, siempre es fácil identificar los elementos del mundo. En lo negativo, el efecto es algo raro, abstrayendo y convirtiendo el mundo en una colección de iconos (jaula, bola, sube y baja, y enemigo) que no deja que te percates del esfuerzo invertido en las expresiones de cada personaje

El aspecto visual no es el único que crea una sensación infantil: los sonidos y la música también parecen sacados de un programa de televisión para niños. De nuevo, el tono y el gameplay se alejan, aunque podría ser un buen punto de partida si es que tu hijo pequeño quiere empezar pronto su carrera en física.

Un juego de bolas distinto

Red Ball 4 es un juego divertido y competente, que falla al encontrar su público. Con unos retos físicos que resultan demasiado complicados para niños (requieren planificación y destreza) y con una presentación demasiado infantil para adultos, resulta complicado saber a quién recomendarlo.

Red Ball 4

Descargar

Red Ball 4 1.1